Dimensiona tus expectativas

De   Carlos Mora Vanegas  •  hace menos de un año  •  En Motivación,

Leo Bajer

Me gustaría empezar por la conclusión… “Dimensioná tus expectativas ya que podrían ser causal de potenciales desilusiones personales”
Bien, ahora que ya está la conclusión te invito a compartir la propuesta…
Es muy interesante el trabajar en las sesiones de coaching este tema ya que es muy común que surjan en las conversaciones el tema de las expectativas y sus consecuencias, sean estas últimas positivas o no.

Te comparto algunos ejemplos:
- Mi jefe me dará un aumento de sueldo este mes. Me lo merezco!
– Mi hijo va a estudiar abogacía como yo, ¡mi trayectoria le ayudará a triunfar!
– Mi pareja me esperará con una deliciosa cena cuando vuelva de trabajar. Hoy fue un día agotador!
– Mis padres me ayudarán a cambiar de auto, ellos saben que con mi sueldo no me alcanza.

Como habrás podido leer son ejemplos sencillos y de la vida cotidiana.

Ahora, ¿qué tienen en común todos estos ejemplos? La respuesta es que todos están relacionados con un otro y no solamente con uno. Están esperando una respuesta que no depende exclusivamente de uno, están poniendo en todos los casos expectativas en el afuera considerando que responderán a las necesidades personales, y es en este punto donde comienza la confusión.

Uno debe entender que todos somos distintos, que todos tenemos distintos tiempos, distintas necesidades, distintas prioridades, en definitiva, tantas realidades valederas como seres humanos hay.
Entonces, será entender que mis expectativas no son necesariamente las del otro. Será necesario registrar y dimensionar qué parte de mis expectativas estarán puestas en el afuera y que parte dependerán de mí exclusivamente.

¿Esto quiere decir que no tengo que tener expectativas? ¡NO! ¡Ni por casualidad!
Lo que te propongo es identificar que depende de vos exclusivamente y que NO depende de vos y que depositás en el afuera, en un tercero que por más que sea de tu total confianza y afecto es diferente a vos.

Volvamos a los ejemplos para que observes algunas palabras que tienen que ver con las expectativas:

“¡Me lo merezco!”
Seguramente te merecerás ese aumento y muchas cosas más pero es muy probable que tu jefe o la empresa no opinen igual, o que podrían tener una política de aumentos diferentes a las tuyas entre otras tantas alternativas factibles.

“Va a estudiar lo mismo que yo”
Uno como padre o madre, y si está orgulloso de su profesión, es muy probable que desee que sus hijos continúen sus pasos, pero… ¿Por qué deberían seguir sus pasos?¿ Quién lo dice?¿Qué hay detrás de ese mandato? ¿Para qué querrá que siga sus pasos?… ¡Todo un tema a resolver!

“Le ayudará a triunfar”
¿Qué es triunfar? Pensá que la idea o el concepto de “triunfar” es muy diferente en cada uno de nosotros. ¿Querrá triunfar ese hijo como sus padres o querrá ser “El” mismo sin portación de apellido?

“Me esperará con una deliciosa cena”
Para mi gusto y placer unos fideos con manteca… ¡son deliciosos! y ¿para vos?, o ¿esperabas algo más elaborado?

“Tuve un día agotador”
Y tu pareja… ¿No? ¿No tiene derecho a estar agotada/o también?

“Ellos saben que con mi sueldo no me alcanza”
¿Estás seguro que “ellos” realmente saben que querés cambiar el auto o que no te alcanza el dinero para cambiarlo? Uno de los puntos que trabajamos en las sesiones de coaching es trabajar sobre lo obvio y a lo mejor este sea un punto a tener en cuenta.
A veces escucho -¿Cómo no se van a dar cuenta que estoy en una situación así? Ante lo cual mi pregunta es: ¿por qué tendrían que darse cuenta? Son tus padres, ¡no adivinos!

Como podrás ver, trabajar con las expectativas no es tarea fácil, lo que no quiere decir imposible. A lo mejor será estar atento a lo que uno espera del otro o de la situación y así identificar finalmente lo que uno puede esperar de uno mismo.

Te dejo estas palabras que leí alguna vez y que me impactaron:

“Las apariencias no engañan, las que engañan son las expectativas” (Anónimo)


Espero sea de tu utilidad! (esa es mi expectativa!)
Hermosa Vida para todos!

 •  Regresar

Carlos Mora Vanegas

Ingeniero-Administrador, Abogado, Doctorado Honoris Causa en Educación, Maestría en Administración:Mención en Mercados y Recursos Humanos, Maestría en Excelencia Educativa.

Ha sido docente en la Universidad Centroamericana (Nicaragua), ITESM (México), Universidad Católica…

Leer más »